martes, 28 de octubre de 2008

Cumbres y desfiladeros

Se habla mucho estos días de la próxima cumbre económica que citara en EEUU al G-20, a saber, un grupo de países que engloba al G-8, las economías más importantes del mundo y al resto, los estados en vía de desarrollo como pueden ser México o China.
España no estará. ¿A alguien le sorprende? Nuestro presidente se ha enfadado muchísimo por este desplante, y como un niño que no ha hecho los deberes, llora sin consuelo, patalea y se queja por los rincones cuando le ve las orejas al lobo.


Un presidente que basa todo su potencial en la imagen y en las fotos, en la sonrisa y la ceja, no puede permitirse el lujo de quedarse fuera de una cumbre en la que estarán los jerifaltes de los principales países del universo. Porque ZP quiere ir como portavoz del progresismo, ya ni siquiera en nombre de España. Zapatero debe estar en la cumbre, no se sabe para qué, ni qué quiere proponer allí sobre un tema que se le escapa de las entendederas; recordemos que el ex ministro Jordi Sevilla le dijo a micrófono cerrado que en 2 clases que le diera por las tardes le enseñaría todo lo que hay que saber de Finanzas y Economía. Por lo visto nuestro primer ministro hizo novillos aquellas tardes de verano.
Hacía 4 años, cuando le preguntaron a Z si haría gestiones para entrar en el selecto grupo G-8, declaró que no estaba entre sus prioridades, y es que Aznar ya lo había intentado, el malvado Aznar, el capitalista Aznar, el tirano de la foto de las Azores…
Ha llovido mucho desde entonces, desde que el fascista del bigote se codeara con las dos democracias más antiguas e importantes del mundo.
Tras una legislatura de Zapatero, nuestra España ya no cuenta ni para las repúblicas más bananeras del orbe.
ZP y Moratinos, los hermanos Tonetti, Don Quijote y Sancho Panza, siempre han despreciado la política exterior de España y la han hecho trizas sin contemplaciones ni miramientos.
Aquí van, a botepronto, algunos ejemplos de sus acciones más destacadas, las que nos han ayudado a alcanzar el nivel en el que nos encontramos:

-ZP no se levanta ante la bandera de EEUU en el desfile de las fuerzas armadas. Por tu gracieta, Miliki monclovita, España perdió a posteriori entre otras cosas las Olimpiadas de 2012. Ningún voto de los delegados americanos fue para Madrid.

-ZP deserta de Irak e intenta que los aliados de EEUU le sigan. Todo ello lo defiende ante la ONU. Ojala echaras los mismos huevos para otras cosas, amigo Z.

-ZP traiciona a Polonia, aliado natural de España y apoya la fracasada Constitución Europea que nos perjudicaba gravemente. Tu única ilusión, Mr. Cejas, era dinamitar lo logrado en el acuerdo de Niza por el presidente Aznar.

- ZP se alinea descaradamente con las dictaduras más abyectas del planeta: con Cuba, Venezuela e Irán. Levanta el veto unilateralmente que la UE tenía a Castro y le insufla continuas inyecciones económicas para que la dictadura más antigua del mundo siga sobreviviendo como hasta ahora, pasándose los derechos humanos y las libertades por los pelos de la barba.

-ZP comienza a insultar a los candidatos europeos que el considera de derechas… Desde el gilipollas de Blair, hasta la fracasada Merkel, el tirano Sarkozy, Berlusconi… Todos pagan las iras de Zapatero que apoya sin reservas a sus oponentes políticos que pierden sin remedio las elecciones presidenciales, pues Zapatero es un gafe de mucho cuidado. ¡Tiembla Obama que tienes el apoyo de Z Gafez!

-ZP se saca de la manga la Alianza de Civilizaciones, una especie de pacto Occidente – Oriente donde por el momento se aglutinan un puñado de repúblicas árabes de medio pelo junto a España y a la potente Turquía. ¡Si Cervantes levantase la cabeza después de haberse quedado manco por luchar contra el Turco en la batalla de Lepanto! A día de hoy no se sabe qué labor desempeña esta alianza. Ni está ni se la espera.

-ZP presume en New York de que España posee la economía más sólida del mundo y que los españoles superamos en renta per cápita a Italia y que pronto lo haremos también con Francia para envidia de Berlusconi y Sarkozy. A los dos días tuvo que inyectar al sistema financiero español un chorro de millones que pagaremos todos, que nadie sabe para qué sirven ni dónde van a ir. Nada más y nada menos que el 15% del PIB español regalado anónimamente a los bancos y cajas de ahorros, robar a los pobres para dárselo a los más ricos. En fin, menudo Robin Hood estás hecho Mr. President.

Tras estas brillantes actuaciones de ZP y de su ministro Moratinos, es de justicia que estemos fuera de la cumbre, que estemos en el desfiladero, agarrados de una ramita como en las películas de acción norteamericanas.
Ahora ZP utiliza el recurso del fraile mendicante, del pordiosero toca aldabas que pide que le abran la puerta para refugiarse del frío nocturno.
No puede ser que se reúna la fracasada Merkel, el asesino Bush y los de la miserable renta per cápita Berlusconi y Sarkozy sin que esté presente el nuevo Mesías rojo, el Rey de los Progres, nuestro amado presidente.
Es indignante todo esto, en verdad España debiera estar presente en esta cumbre, y lo habría estado sin duda si no tuviésemos a la cabeza de nuestro Estado a un personaje del enanismo intelectual y moral de Zapatero.
Dicen que el que siembra vientos recoge tempestades, o también se dice aquello de que de aquellos polvos vienen estos lodos. Como siempre el refranero español es infalible y más de uno debiera leérselo de vez en cuando para aprender alguna que otra cosilla.
Yo me sigo quedando con aquel otro dicho: A todo cerdo le llega su San Martín. Así sea.