miércoles, 11 de marzo de 2009

Afán recaudatorio

Hoy me toca patalear un rato, el último recurso que nos queda a los pobres ciudadanos cuando el Estado y sus resortes abusan de su poder y nos maltratan y asedian. Al menos, por el momento, el derecho a expresarse libremente sigue vigente en España y por tanto lo voy a utilizar sin consideración con nada ni con nadie. Permítanme hablarles de mi caso:
Hace unos meses, alunizaron unos delincuentes contra una óptica de la calle Goya, llevándose por delante la señal que limitaba el estacionamiento a carga y descarga los días laborables. Yo que trabajaba al lado, aparqué un sábado por la mañana y pagué religiosamente las 5 horas de parquímetro correspondientes. Cuando terminé mi jornada, cual fue mi sorpresa cuando vi que tenía una multa de la Policía Municipal de Madrid. Ni cortos ni perezosos me endosaron una sanción de 180 eurazos. Hice fotos de la falta de la señal, de unos obreros colocando la nueva indicación pasados unos días, pero el recurso no prosperó, basado claro está, en que si la Policía multa es por algo, que son semidioses con porra y pistola. Así me he quedado, sin 6 euros de parquímetro, sin 3 del revelado de las fotos y sin 180 que Gallardón aprovechará para endeudar un poco más la capital de España. ¿Qué se puede hacer ante este tipo de atropello? Nada. Vergonzoso e indignante. Habría que preguntarse para qué sirven los recursos de las multas, habría que saber si se molestan en mirar las pruebas que se aportan o simplemente deniegan todo lo que reciben por norma o regla general.
¿Tiene la culpa aquel que se salta un ceda el paso de hacerlo si la señal está derribada o tapada por la maleza?
Pensaba sinceramente que la respuesta a esta pregunta era negativa, pero por lo visto, para Gallardón y sus tropas de bandoleros no es así.
Él está a otras cosas, se permite hacerle el juego a Prisa y acusar a Esperanza Aguirre de montar una unidad parapolicial en la Comunidad de Madrid mientras él pasea por la capital de las Españas con su guardia pretoriana de 20 agentes, dos cabos y un sargento comandados todos ellos por un ex miembro de la Guardia Real.
Según el sindicato de policía UPM, este cuerpo se mueve fuera de la legalidad y no pertenece a ninguna facción de la policía municipal ni del cuerpo de escoltas.
Normal que tenga que recurrir a este tinglado para velar por su seguridad si a los policías municipales los utiliza como salteadores de caminos.
Ahora quiere el ambicioso alcalde de Madrid multar a los ciudadanos por cualquier acción que desarrollen en la vía pública, desde cruzar la calle indebidamente o escupir a tirar colillas a la acera. Desde cosas tan inocentes como echar pan a las palomas hasta sancionar a aquellos pobres mendigos que rebuscan en los contenedores de la basura
Sin olvidarnos de la idea de crear un cuerpo especial de basureros chivatos que denunciarán a las comunidades de vecinos que no reciclan debidamente.
Las sanciones no son moco de pavo, oscilan desde los 50 euros por tirar un papel o una colilla a los 1500 machacantes por mear en un árbol.
Ya saben ustedes, jamás se vean en la necesidad de buscar comida en un cangilón si un policía anda cerca. Además de pasar hambre deberá al alcalde de Madrid 750 euros que él sabrá invertir debidamente como muestra este célebre vídeo de nuestro tambaleante edil.

La única moraleja que extraigo de esta reflexión en voz alta y que inspira esta entrada en mi blog es que a mí, dos policías me robaron a mano armada mi dinero, mientras los aluniceros, se fueron de la óptica con su botín sin que ninguno de estos héroes de pacotilla los persiguieran ni siquiera con la mirada.
Pobre de mí si vomito o escupo en el suelo de Madrid por las arcadas que me produce tanta desvergüenza. A ver como recurro esta vez.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

jodete jodido facha por la multa y porque gallardon va a ser vuestro futuro presidente del PP, Madrid y ESPANYA jejejejejeje como tus amigos catalanes jejejeje.
Y quien queira abortar que haga lo que le salga del coño jejeje o quien eres tu para decidir por ellos eh?
1 besito putita ;-P

Anónimo dijo...

Es una lástima (dirigido al anónimo anterior) que tu único modo de disentir en opiniones sea con el insulto. ¿"jodido facha"? Los "fachas" son fascistas, es decir, aquellos iluminados que se creen poseedores de la verdad y que pretenden imponerla a los demás ¿no te resulta familiar con tu actitud? Y sí, quien quiera abortar que decida (eso nadie lo discute): de lo que aquí se habla es si una niña de 16 años está capacitada para decidir algo de esta trascendencia. Querido anónimo, me pareces un imbécil (y, por favor, no me lo interpretes como un insulto sino como una apreciación personal a raíz de lo que expresas). Espero que te cures.