sábado, 11 de abril de 2009

¿Quién se carga a Federico?

Le he estado dando vueltas al asunto algunos días, y puede que sea la noticia que más me ha impactado en mucho tiempo:
La COPE quiere deshacerse de Federico Jiménez Losantos. ¿Por qué? Eso se preguntan muchos, entre ellos yo mismo, los motivos no están nada claros.
Hace tiempo me leí el libro de Federico llamado De la noche a la mañana, el Milagro de la COPE. Es un gran libro que describe la trayectoria de Federico como comunicador radiofónico. En el primer capítulo cuenta como les llamó Aznar a la Moncloa a él mismo y a Luis Herrero. Aznar quería deshacerse como fuera del finado Antonio Herrero.
- “Estos (Ana Botella e hijos) ya es que ni le escuchan. Últimamente da asco”
La obsesión que tenía Aznar por los medios de comunicación por lo visto no era ni es exclusiva del antiguo presidente. No es Aznar el único que tiene miedo a la crítica y a las voces independientes.
En España está muy mal visto ejercer la libertad de expresión. Federico ha cometido el pecado de no moverse ni un ápice de sus ideas y planteamientos, sean acertados o no. El fondo de la cuestión es que son los suyos y es loable e incluso necesario en un periodista que los defienda a cualquier precio pase lo que pase.
Son otros los que han virado torticeramente en su manera de pensar y actuar. Me refiero a Rajoy, al gran traidor del Partido Popular. Losantos jamás le perdonó el trato que le dio a María San Gil o a Zaplana, Losantos no se explica que el PP siga manteniendo como tesorero a un presunto corrupto como Luis Bárcenas, Losantos no ha dado tregua al PP en Cataluña, donde el partido ha bajado los brazos ante el nacionalismo, ni al alcalde ruinoso de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ni al Rey de España cuando ha llegado el caso de criticarlo.
Si sumamos a estos personajes, a los de siempre: nacionalistas, socialistas, jueces multimillonarios, artistas de la ceja, locutores rivales con problemas de audiencia, obispos más rojos que su bonetes, etc, daremos con la respuesta a la pregunta de quién se ha cargado a Federico.
En verdad el principal enemigo de Losantos es el propio Losantos. En España está mal visto decir verdades como puños y él lo hace a diario. Más aún soltándolas con mala uva y sin dar rodeos. Como recuerda el propio Federico en su libro de la COPE: “Una oyente me dijo una vez que no dijera que tal cosa es mentira, que suena mal, que mejor dijese que tal cosa no es verdad.”
Lo que jamás nadie habría podido llegar a pensar es que la Iglesia Española se haya plegado a los intereses partidistas del PP más cainita que se recuerda y a las presiones del Gobierno de Zapatero para entregar en bandeja de plata la cabeza del principal activo de la COPE. No sé que prebendas conseguirán con esta actuación, pero los obispos saben que con esto llevan a la cadena radiofónica a la quiebra, pues son muchos oyentes los que sintonizan la COPE por escuchar a Federico y su programa.
La Mañana es el espacio de mayor audiencia de la cadena con más de un millón y medio de oyentes a diario.
El clero, como siempre, pecando de necedad, como cuando refugiaba a terroristas etarras en las Iglesias, o cuando se encamaban con el nacionalismo catalán o el rojerío más reaccionario que si pudiese volvía a quemar los templos como en la República.
Luego querrá la Iglesia que su voz llegue a la calle sin locutores de la talla de Jiménez Losantos y Cesar Vidal, que haya movilizaciones pro-vida, que se combata el aborto y la eutanasia.
La eutanasia es la que se están haciendo a si mismos, en otras culturas también se llama harakiri.
Losantos molestaba no por lo que dijese en las ondas, sino porque detrás tenía un sector muy importante de la sociedad que le escuchaba y apoyaba, entre los que me incluyo.
Sector importante que salió a la calle a protestar contra la Negociación con ETA, que recogió firmas contra el anticonstitucional Estatuto de Cataluña, a favor de la defensa de la lengua Española, a favor de un esclarecimiento del 11M, y por último donando bienes y dinero para los parados españoles y para los comedores de beneficencia de Caritas. Campaña impulsada por el propio Losantos titulada Los Panes y los Peces.
Un movimiento cívico, liberal que encabezaba Federico y que se frena en seco con esta conjura de los obispos, de la derechona más hipócrita y autoritaria y del socialismo y sus medios afines.
Personas como yo hemos seguido a miles a Federico, nos hemos animado a entrar en política para respetar los valores que él promulga y promueve, hemos escrito contra sus enemigos y los hemos hecho propios porque creemos en España y en la libertad.
Con esta decisión, al menos yo, pierdo los ánimos para seguir defendiendo a la Iglesia como institución, pero los gano para seguir denunciando injusticias hasta que a todos, un día, nos tapen la boca como a Federico.

7 comentarios:

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto Esteban dijo...

Enhorabuena por este artículo compañero, me gusta tu análisis. Yo creo que en cuanto a todos los que comentas les ha dejado de inteersar "le efecto Federico" se lo han cargado. Nada nuevo bajo el sol, Antonio Herrero, José María García...

Saludos

desperado dijo...

Vamos hacia el pensamiento único.Si quitam a Federico,ya la radio va a quedar para oir música.Pero yo tengo claro que quien se lo carga es Rajoy y el niño bonito de la izquierda,o sea ,Gallardón...
Ahora que los obispos,empiecen a rezar,a ver quien los va a defender en la próxima campaña contra la iglesia,que seguro que llegará..

desperado dijo...

gracias,por tus comentarios e igualmente felicidades por tu blog.Yo en menos de un año,he perdido,un trabajo,un partido,y parece que tambien a la Cope,y seguramente pronto perderé mi blog.no sé ya que me va a quedar...

Anónimo dijo...

Quizás, si algún día se marcha como parece Losantos, tengamos que agarrarnos a Blogs como este para leer el pensamiento libre.
Nunca es tarde para recapacitar, existen quienes llevan una línea política muy equivocada y algún día se lleven la fatal sorpresa de no salirles las cuentas. Es entonces la hora, no de Federico, será la hora de buscar otro Losantos que les apañe o les arregle los cables.
Felicidades amigo Viriato, sigue así con este verbo.

Anónimo dijo...

Lo que tu entiendes como "verdades como puños" no lo son objetivamente. Son verdades solo para quienes quieran creerlas, para quienes luego en sus conversaciones se limitan a repetir como loros lo que Federico ha dicho en la radio.

Algo hipnótico tiene este Federico que lleva a algunos a creerse verdaderas barbaridades, verdades que no son verdades, que lleva a algunos a convertirse en loros de repetición.

Pasa un poco como con Ophra en Estados Unidos. Los que no tienen opinion propia se la cogen prestada.... y es como cuando repites mucho una mentira que al principio sabes que es mentira pero que al final ya no lo tienes claro y te crees que es verdad...

A Federico no se lo ha cargado nadie más que él mismo, con sus insultos soeces, amenazas y mentiras malintencionadas. No es un buen profesional del periodismo y por eso no puede seguir.

Manuel Muñoz

Anónimo dijo...

SImplemente: Un resumen completisimo. Ojalá Federico lo leyera, se sentiria orgulloso.
Enhorabuena y adelante con la lucha por las ideas y los principios! Nora