domingo, 2 de agosto de 2009

Capote y Montera II

Como no, me quedé sin tetas, Carlos aprovechó su lengua hablando con aquella hembra y supongo que después para otros menesteres más íntimos.
Solo sé que las americanas me pedían demostraciones de pases de pecho y yo las agarraba del culo y las arrimaba bien el estoque al ritmo de las rumbas de Chalay o de Travilis. Las dos orejas y el rabo, ole por mí.
Las jarras de sangría corrían sin parar y el calor derivado de aquel líquido sin identificar encendía poco a poco los ánimos y las mejillas de las dos féminas.
-Mira Oscar, aquí tenemos claramente definidos los 2 tipos de americanas que se pasean por Madrid. La tetona solo quiere probar como follan los indígenas españoles, esos que pasean en toro y van vestido todo el día como Juanito Valderrama. La otra, la que entiende español, seguro que conocerá toda la obra de Lorca y te preguntará miles de esas cosas que a ti te fascinan sobre literatura y mierdas así. La diferencia es que esta noche yo voy a follar y tú acabarás en la cama haciéndote una manuela. – me soltó Carlos del tirón apestando a sangría y riéndose como un energúmeno mientras las yanquis visitaban el baño del local. Sea por lo que sea, las mujeres van juntas al servicio aunque sean de la China.
Yo me limité a asentir y a sonreír a mi amigo. No por leer a Lorca aquella chica delgada y de labios gordezuelos iba a ser una estrecha. Carlos tenía de psicólogo lo de yo de cura. Así que empecé a soltarme con la americana hasta que la arrimé demasiado la espada de matar y me llevé una cornada en toda la jeta. El cabrón de Carlos iba a acertar su pronóstico en el peor de los momentos.
Así terminó la noche para mí, cogiendo un taxi hacia casa mientras mi colega se alejaba con la rubia del brazo, como en la canción de Estopa.
Miré la entrepierna del oso de la Puerta del Sol. Recordaba haber leído en Internet o escuchado en algún programa que había surgido la polémica de si el bicho que trepaba al madroño con apetito voraz era macho o hembra. La verdad es que la gente se aburría demasiado en su tiempo libre y perdía el tiempo en discusiones tan absurdas como inútiles. Un oso siempre era un oso, cuanto más peludo más hermoso. Me reí de mi ocurrencia y lamenté que no hubiera nadie cerca para decirla en alto.
Me decidí por fin a iniciar mi largo y tortuoso camino hacia Tribunal. La ruta más rápida era atravesar la estrecha callejuela empedrada y peatonal de La Montera.
Madrid había cambiado mucho desde mi marcha, excepto en las zanjas. Apenas se podía caminar por las aceras de la capital sin esquivar vallas amarillas rodeando algún agujero. Muchos defenderán la posición de que esto significa que la ciudad vive, crece, se transforma como un gigante de acero y hormigón. En Sol estaban construyendo un gran intercambiador subterráneo que afeaba el paisaje de la plaza, pero que era necesario para que las hormiguitas de dos patas que todas las mañanas cruzaban el centro de Madrid pudiesen desplazarse más rápido de sus casas al trabajo.
Montera estaba dividida justo mitad por mitad por chapas metálicas y redes verdes de obra.
Me decanté por el chiquero de la izquierda.
La calle bullía de extraña actividad, inusual a aquellas horas en otras calles de Madrid. El reloj más famoso de España, el de Sol, anunció las 4 de la mañana con voz metálica. Aún me costaba andar en línea recta y los zapatos me apretaban los talones peligrosamente.
Según avanzaba iba descubriendo en el hueco de los portales y apoyadas en los árboles mujeres con bolso en la mano y cara tunante: las putas de La Montera.
Entre ellas, se veía de vez en cuando a alguno de aquellos chulos asquerosos, en su mayoría sudamericanos o de raza rumana. Hablaban con las putas a voces, formando corros y fumando sin parar como chimeneas ennegrecidas.
-Menudo meneo lleva el moreno – le dijo una rubia con ojeras a su compañera mulata. La otra no hacía otra cosa que reírse y que llamarme a las espaldas. Lo mejor era mirar al frente y caminar con paso firme, aunque el mío fuera vacilante y haciendo eses.

P.D. Toda esta historia es producto de mi imaginación, ni nombres ni situaciones son verídicas. Es lo más duro de escribir algo ficticio, que siempre te preguntan si te ha pasado en primera persona. Rotundamente NO, sino solo lo sabría mi confesor y mi Pepito Grillo particular.

7 comentarios:

progresista dijo...

Lo primero decirte que tienes cara de skin, lo qué significa que lo has sido y los serás.
Lo segundo, "machote", antes de que tu vayas yo he ido y he vuelto varias veces, será por que soy algo mayor que tú y tengo más experiencia en la vida,(pero leches si sólo tienes estudios de carrera media, no llegaste a licenciatura).
Y en tercer lugar reconozco que si esto lo esciribiste tú no está mal,pero machote, así sin un análisis profundo te diria a bote pronto que se aprecian tintes racistas y muy xenófobos en tus palabras, y esto es muy preocupante.
Saludos "machote" (ya me entiendes)

VIRIATO dijo...

Señor progresista, lo que usted demuestra así a bote pronto, por utilizar su misma expresión es un desconocimiento total del nombre de las carreras en España, al menos de las de Informática.
Además, cada uno puede estudiar lo que le plazca. Mi padre no tiene más que el Bachillerato elemental y es una persona mucho más ilustrada que algunos profesores que me han dado clase. Eso por poner un ejemplo.
Señor progresista, ni soy skin, ni lo he sido ni lo voy a ser. Por favor, si no me conoce no vierta juicios personales tan a la ligera.
A mí su edad, de donde venga o donde vaya a ir me la traen floja. Como decía Max Estrella: Aunque menor en años, mayor en prez.
Corra a buscar la palabra al diccionario de la RAE si no la conocía. Le doy una pista: No es un tipo de pescado ni de salazón.
Por último, señor progresista, este post es un pedacito de una de mis novelas. Mis personajes se expresan y actúan como les place, no reflejan en absoluto el caracter del autor ni sus propias experiencias.
No creo que haya que explicarlo todo.
Además no admito de usted un calificativo como xenófobo cuando en los emails que me dirige utiliza expresiones como "maricones", "subnormal" o facha.
Es la última vez que respondo a sus comentarios ya sean con nombre o con nick anónimo.
Hasta más ver, "machote"

Anónimo dijo...

Jajajajajaja, menudo inútil eres, y que prez, jajajajaja, eso te lo enseño tu papi.
Busca inútil, creo que te define correctamente y además se ilustra con una foto tuya, lo qué es muy significativo.
Adios "machote", has conseguido aburrirme, te creía con más intelecto.
Que te vaya bien en la vida.
Adios

VIRIATO dijo...

Anda sí, descansa, que te has esforzado mucho juntando palabras e inventando insultos infantiles.
Adios

Palo dijo...

Hay que ver cuanto paleto sin cultura, tal y como se aprecia en sus comentarios, se conectan a esto de los foros. Señor progresista sin animo de llegar a ser una ofensa hacia usted al final del todo usted, lo que hace es criticar la personalidad de un "autor literario" mejor o peor apartir de su historia? amigo mio asi demuestra su total ignorancia y falta de inteligencia.Habla de tolerancia en algun momento, incluso llama al autor de este post racista por que? por no pensar como usted?vaya curiosa similitud la de usted y lo que acusa de ser al autor no?.Querido amigo me considero el mas progresista e incluso diria marxista de la red, pero este gran autor es una gran amigo, a pesar de como dice usted dado que deduzco tb lo conocera pueda tender en sus ideas hacias una derecha moderada, repito MODERADA lea bien lealo muy bien, ya que por personajes con comentarios como usted se ensucia la cultura y saber estar y debatir de los que bien defendemos las ideas de una maravillosa utopia como seria el comunismo social. Hagase un favor a su ego y orgullo y deje de escribir tonterias, que aqui nadie es skin pero por gente como usted uno estaria dispuesto a serlo. Salud.

cansao dijo...

Progresista veo en ti un cabreo sistematico, sueltalo, ves a un curandero, o mejor vete con papi zapatero a que te de mamar. No solo intentais desacreditar a la gente sin argumentos, sin aportar ninguna solución. Pero como es licenciado se cree con el poder absoluto, esto me recuerdan los tiempos en los que no teniamos libertad de expresión. Recuerda el racista eres tu!!!!!!

Anónimo dijo...

Yo lo que veo en este frustado aprendiz de progresista, es la ineptitud personificada. Quién ha leído obras de Viriato no tiene por menos que lamentarse que mentes así estén ocupandose de impresentables como el frustrado progresista. Viriato, podría solicitarte, en vez de tocala otra vez, cuentame otra parte de tus obras maestras... Gracias