miércoles, 9 de diciembre de 2009

Palabras y palabrotas

Esta entrada me temo va a ser cortita, pero dura. Quiero lamentarme desde este blog de una grave, gravísima noticia que sucedió ayer en Madrid.
El director de los informativos de la noche de Telemadrid, Hermann Tertsch, fue agredido brutalmente por un demente. No sabemos el motivo de la patada de karate que le propició cobardemente por la espalda y que tiene hospitalizado a Hermann, pero lo podemos intuir.
El citado periodista, un tipo vacunado contra la izquierda, pues fue comunista en Euskadi en su juventud y columnista de El País durante muchísimos años, estos días ha sido noticia por culpa de un payaso de la tele, pues su perfil es cómico y humorístico, aunque a mí no me haga puñetera la gracia. Hablamos del Gran Wyoming, del Doctor Wyoming.
Este señor presenta un programa en la cadena amiga de ZP, en la Sexta, alias La Secta. El programa en cuestión se llama El Intermedio y se dedica a dar noticias políticas desde una óptica sarcástica e incendiaria la más de las veces. El otro día manipuló unas palabras de Hermann para que pareciese decía que quería matar a pacifistas, ministros o menores de 25 años.
No sería la primera vez que las opiniones de un sujeto de la televisión o de la prensa tienen repercusión directa en la vida de las personas. Recordemos el periódico etarra GARA que señalaba objetivos a la banda terrorista para que sus pistoleros se encargasen del trabajo sucio.
El tal Wyoming, ante la justificada denuncia del señor Tertsch, no solo no se disculpó, sino que insistió en sus gracietas. Ayer vimos como se la gastan algunos enemigos de la libertad de expresión o sectarios de izquierdas, por ello desde los medios de opinión o de comunicación, no deberían sobrepasar ciertas líneas rojas para que actos como los de ayer no se vuelvan a repetir.
Esperemos que el señor Tertsch se recupere sin problemas de esa agresión y que el payaso Wyoming se calme un poquito y lleve a la práctica un periodismo serio y responsable, si es que sabe desde su sectarismo.

1 comentario:

anghara dijo...

¡Feliz Navidad!

Un abrazo enorme,