jueves, 18 de marzo de 2010

Hasta luego, Güemes

Como en los funerales, hoy toca decir aquello de: “Siempre se van los mejores”
Me acabo de enterar por la prensa, como Felipe Gonzalez, que el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juanjo Güemes, dimite inesperadamente.
Ahora comenzarán las habladurías, los rumores, las opiniones malintencionadas…
Según él se va por motivos personales y para empezar una nueva andadura en la empresa privada, concretamente en el Instituto de Empresa.
Güemes ha hecho una gran labor como político, a mi entender es un hombre discreto, que como en el arbitraje es una buena cualidad, que se ha dedicado a trabajar para todos los madrileños con ahínco.
Antes de conocerle personalmente, me chocaban mucho sus corbatas, con ese nudo tan exagerado, después, me admiran otras cosas de su persona.
Como internauta y blogger, le estaré siempre muy agradecido por haber montado los Blogs & Coffe del PP de Madrid, por interesarse por nuestras opiniones y por apostar por la tecnología y por la libertad en Internet sin censuras ni cortapisas.
Aunque desde los sindicatos del ramo sanitario se le haya dibujado como un niño bien que quiere desmantelar la Sanidad pública, el jamás ha rehuido encararse con esta casta privilegiada de ganapanes y les ha dejado más de una vez más suaves que a un guante.
Poco más me queda por decir sobre este gran político, solo quiero desearle mucha suerte, que le vaya bien de ahora en adelante y pedir a Dios que sus relevos al frente de las consejerías que regentaba, sean tan válidos como él.
Gracias, Juanjo, por defender la libertad de los internautas y por haberme dado la oportunidad de conocer a otros blogueros liberales.

2 comentarios:

Zadlander dijo...

Te pido encarecidamente que intentes colgar en algún rincón de tu blog alguna de estas dos imágenes, para una nueva España y por la unificación de símbolos patrios en Internet:

Bandera unificada

Escudo unificado

VIRIATO dijo...

Escribes bien, amigo.
Me he pasado por tu blog, pero te pierdes en radicalismos.
Puedo estar de acuerdo contigo en muchas cosas, pero en otras no.
Gracias por visitarme.
Te leeré de vez en cuando.