jueves, 10 de junio de 2010

Zapatero y el Papa Nazi

Parece ser que Zapatero se va a llorar hoy al Vaticano, ante el Papa de Roma. Antiguamente se decía mucho esa frase de “¡A llorar a Jerusalén!”, pero eran otros tiempos, tal como está el patio hoy en día con los judíos, insultados y vilipendiados desde la izquierda zapateril y sus medios, cualquiera se deja ver por la capital israelí, aunque sea con intenciones de contrición.
Como decía, la izquierda es tan vacua, tan vacía y tan necia que se llega a creer su propia propaganda. Por ello, su máximo exponente, el rojo Zapatero, pensando que Ratzinger sigue siendo del partido nazi alemán al que perteneció en su juventud (como bien se encargaron de explotar los sectarios progres desde el día de su nombramiento) se ha ido a ver al Santo Padre y a contarle sus cuitas.
Habrá pensado Zapatero, con sus pocas luces, que los nacional socialistas entre sí se entienden bien y que perseguir judíos es una afición amena y divertida que ambos líderes comparten.
Pero bueno, comparar al Papa con Zapatero es como comparar a Dios con un gitano, nunca mejor dicho. Yo no sé si Su Santidad le echará en cara a José Luis eso de perseguir a la Iglesia, lo de quitar crucifijos en las escuelas, honores militares a la celebración del Corpus, la imposición de Educación para la ciudadanía, etc.
Lo que está claro es que Zapatero ha cogido su Falcon, y como si de acudir a un mitin se tratase, se ha plantado en El Vaticano para venderle al Papa la Alianza de Civilizaciones.
El Papa le habrá escuchado con estupor, sobre todo después de enterarse de que en las universidades españolas se apalea a los judíos ante la complacencia del rector. Le habrá extrañado al Pontífice que Zapatero solo se acuerde de él cuando truena, esas son cosas de Santa Bárbara, no del sucesor de San Pedro.
Como el hijo pródigo descarriado, Zapatero acude a Roma con una Alianza de Civilizaciones en una mano y una Ley del Aborto recién aprobada en la otra, con una sonrisa en la cara y con el matrimonio gay a sus espaldas. Cosas de progres, como no son ríos se vuelven y lo mismo besan el anillo del pescador como estudian prohibir las procesiones en un arrebato de rojez extrema.
Zapatero le dirá que ahora los gays están de su parte, que se han vuelto nazis, que no son tan mala gente, que han decidido que para el desfile del Orgullo en Madrid, con Pedro Zerolo a la cabeza, no dejarán participar ni a un solo perro hebreo en la marcha, ¡esa gentuza!.
Así que en la manifestación se verán muchos pañuelos palestinos entre lentejuelas y tangas, mucho amiguismo y apoyo al mundo árabe, ese que ahorca a los homosexuales en sus países de origen y mucho buen rollo, por supuesto.
El Papa preguntará a ZP por el paro, por la huelga fracasada de sus amigos los sindicatos y tras la milonga de Jose Luís y sus excusas baratas le bendecirá o maldecirá, según sea de palabra, pensamiento, obra u omisión.
Y mientras aquí, en la capital de España, sigue la ONG de la Iglesia Católica recaudando fondos mediante mesas apostadas en las calles.
Este mismo mes, Cáritas sacó a la luz unos datos escalofriantes: Casi un 30% más de parados que en el 2008 fueron atendidos por su programa de búsqueda de empleo, siendo más del 45% si el año con el que se compara es el 2007.
El 60% de los 100.000 atendidos son mujeres, por edad una gran parte son personas de 25 a 35 años y más de 1.200.000 familias tienen todos sus integrantes en el paro.
El 15% de esos 100.000 atendidos han encontrado un empleo gracias al programa de Cáritas, pero eso sí, empleos precarios y con un salario muy bajo.
Cáritas ayuda a todos sin excepción, recibe a múltiples inmigrantes, entre ellos un gran porcentaje de musulmanes, y les ofrece comida, ropa o les facilita encontrar un trabajo.
Más de la mitad de los ingresos de Caritas proviene de donaciones anónimas, de gente generosa que cree en su labor social.
Caritas, la ONG de la Iglesia, está haciendo una labor que ya quisieran para sí muchos sindicatos de clase forrados de millones de dinero público.
La Iglesia Católica, con el Papa Nazi a la cabeza, tiene sus puertas abiertas a todo el mundo que lo necesita, incluso para Zapatero que tanto ha perseguido y combatido las ideas y principios cristianos.
La Iglesia Católica no necesita comprar o vender falsas Alianzas de Civilizaciones, pues como dijo Jesucristo, hay que amar al prójimo como a uno mismo y poner siempre la otra mejilla al ser abofeteado.
Esperemos que Zapatero aprenda una lección de humildad y valores del Papa nazi.

8 comentarios:

Carlos Fernández Ocón dijo...

Viriato, si no estuviera ese gitano fuera de lugar (para mí), te pondría un 10. Ya sé que no soy quién para poner nota a nadie, es una forma de felicitarte o decir 'amén' (qué adecuado hoy, 'Amén'). Un abrazo virtual.

Tini dijo...

Como toda persona que no tiene partido ni color.. difiero de algunas cosas y difiero en la forma solamente por que vivo y dejo vivir ni me molestan los crucifijos ni me hacen falta por que la fé o las creencias van mas alla de un simbolo... no me gustan ni zapatero ni siquiera este papa estoy en contra del aborto por que encuentro mil razones preventivas antes de llegar a ello....convivo bien con cualquier ser humano sea gitano judio o de donde sea, se acuste con quien quiera y se levante con quien le toque... me parece interesante lo que has escrito..Asi que solo me resta decir que tengo la sensacion de que lo politicos van a lo suyo, de que todos persiguen estar en la poltrona y el pais ajo y agua.saludos!!

VIRIATO dijo...

Hola Carlos, lo del gitano es una frase hecha y la he utilizado solo como recurso literario.
Tenía un amigo gitano, que por desgracia ya no se encuentra entre nosotros.
Gracias por leerme y por la nota, que me parece excesiva, jeje.
Un abrazo

VIRIATO dijo...

Hola Tini.
Estoy contigo en que no se puede estar en misa y repicando.
El gobierno español se ha posicionado estos años contra la Iglesia Católica en todos los frentes abiertos que ha podido.
Yo si soy creyente, aunque no se me vea mucho por misa, pero creo que hay tradiciones, símbolos y creencias que siempre han estado ahí y no molestan a nadie como tú bien dices.
Sobre tu conclusión acerca de los políticos, llevas toda la razón, cada día más se alejan del pueblo e igual que no saben el precio de los cafés en el bar de la esquina, tampoco conocen ya las verdaderas inquietudes y problemas que nos azotan a los españoles de a pie.
Lo que busca un hombre es ser feliz, y para ello necesita amor, salud y trabajo.
Saludos

Eva dijo...

Amigo Viriato,
A saber lo que le ha dicho el impresentable de Zapatero al Papa. Seguro que hasta ha intentado hacerle ver que su persecución a la Iglesia es por nuestro bien.
La defensa de Palestina por parte de estos naziprogres ya me parece de sádicos. Los Zerolos y compañía defendiendo a los que se dedican a ahorcar homosexuales mientras que desprecian a los que les dejan vivir libremente. Esto sólo puede pasar en una sociedad enferma. No me cabe duda.
Un saludo y un abrazo fuerte.

Carlos Fernández Ocón dijo...

A Tini, me ha encantado. Sobretodo el apunte sobre el aborto. SÍ SEÑOR/A!!

Carlos Fernández Ocón dijo...

Eva, que bueno verte. O no has escrito ultimamente o falla mi 'actualizador'. Lo de los gays masoquistas si que es un flipe de los gordos. Vaya que sí. La vida te da sorpresas...

Eva dijo...

Hola Carlos,
Hace como una semana que no actualizo, ya sabes, la falta de tiempo, aunque suelo leer vuestras entradas a menudo.
Un saludo.