jueves, 21 de octubre de 2010

El PSOE de Macondo


Después de unas semanas de vacaciones y de silencio en el blog, aquí vuelvo con ustedes, con un año más cumplido, ya he entrado en la treintena, y con actualidad política que comentar por un tubo. Si me apeteciera, que no es el caso.

Desmoraliza a cualquiera, después de siete días de desconexión absoluta con España, con la política y con el mamoneo patrio, volver a enchufarse al Matrix de la piel de toro.

Laporta y sus credenciales para golfo político, los nazis de izquierda de la Complutense abucheando a Rosa Díez, Pajín nueva ministra de Sanidad, Rubalcaba como todopoderoso regente de un Zapatero noqueado y con las miras puestas en su retiro dorado y en su puente de plata que le permita escapar del desastre que nos deja… ¡todo una tragedia indescriptible con palabras!

¿Qué se salva de España? ¿Qué está pasando aquí? Hoy prefiero hablar de un libro que he devorado estos días. Sé que al final acabaré hablando de política. Es inevitable:
Mi descubrimiento, tardío descubrimiento, ha sido la genial obra de García Márquez, Cien años de soledad.
Lo recomiendo enérgicamente desde aquí.Cuenta la historia de una familia peculiar, los Buendía, y de un pueblo, Macondo, con la tragedia y el esperpento instalados en sus calles desde la fundación.
Personajes mágicos, escenas disparatadas, años que caen como hojas y situaciones circulares que se repiten de padres a hijos, incestos filiales… ¡la leche!
El matrimonio Buendía huye de la civilización existente y funda un pueblo en la selva junto a unas cuantas familias. La mujer, Ursula, vive temerosa, debido a ser familia directa de su marido, de engendrar como le pasó a su abuela, una criatura con cola de cerdo.

Cien años de soledad… ¿a qué me recuerda esto? Como dijo una vez una amiga en broma, en verdad Macondo podría ser Soria. Yo amplio su observación y digo que podría ser perfectamente España. Y la familia Buendía, el PSOE.

Todo cuadra en mi paja mental de hoy, empezando por el eslogan felipista, Cien años de honradez, que todos sabemos que se quedaron en apenas quince, que empezaron con el expolio de RUMASA, continuaron con los robos de fondos reservados y la financiación ilegal de FILESA y terminaron con Rubalcaba como portavoz de la mafia asesina de los GAL.


Los Buendía podrían ser la tormentosa familia del PSOE, hermanos como los Guerra, padres e hijos como la familias Pajín y Aído, héroes míticos como el abuelo de ZP, matrimonios, guerras civiles y cainitas, puñaladas, incestos con los terroristas de ETA y con nacionalistas de diverso pelaje, etc., etc.

La historia de Macondo es desoladora, lo que una vez fue una población próspera, con emprendedores, negocios fantásticos, fiestas, organismos oficiales y avances como el cine o el ferrocarril, acaba muriendo polvorienta, sin gente, sin comercio, sin víveres y sin nada. Justo como España en la era de Zapatero.
Los Buendía, la gran familia fundadora de Macondo, también termina en ruinas, reducida a dos hermanos que se pasan el día haciendo el amor hasta engendrar un hijo, con cola de cerdo, como temía su bisabuela.
Todo se repite, todo es cíclico en los Buendía, igual que en el PSOE, solo les dejo una idea para que reflexionen:
Todo apunta a que el gran objetivo de Zapatero será volver a negociar con ETA de cara al 2012. Ahí tenemos el incesto, ahora solo nos falta saber si el presidente se presentará a las Generales o parirá un nuevo candidato con cola de cerdo para la cita.

Todos ustedes saben en quién estoy pensando. La historia de los Buendía es circular, como la del PSOE.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

con ganas e ideas vienes,pero poco trilladas,respira antes de escribir que te embalas mucho y nosabes lo qdices,y tu losabes hacer mucho mejor: -)

Eva dijo...

Después de siete días desintoxicándote de la vida política española vendrás con aires nuevos, aunque, ya ves, hemos tocado fondo. Pajín biministra. Y el futuro es cada vez más negro, con pelo y cola de mandril.
Un abrazo fuerte.