domingo, 24 de octubre de 2010

Montilla y el Papa


Pido desde aquí disculpas por mis meteduras de pata, por mis afirmaciones pasadas sobre la Esteban y sobre los programas del corazón. Hay algo peor que ver a cinco periodistas y a cuatro famosillos hablar de sus vidas banales a gritos y haciendo gala de mala educación. Infinitamente peor es la moda de llevar a los
programas del colorín a políticos en campaña electoral.

Ayer le tocó el turno a Montilla. Se quedaría a gusto el President después del masaje cuasi erótico que le dieron los realizadores y conductores de La Noria en Telecinco.
Confieso que casi lloro cuando salieron sus padres hablando de la vida sin tacha y sin mácula del mandamás cata
lán. Debe ser un orgullo para todos los andaluces emigrados y sin emigrar a tierras catalanas el ver a José, o Josep, o Pep para los amigos, convertido en un charnego de los peores, es decir, de los que reniegan de su patria chica o terruño natal.

Allí teníamos al Molt Honorable hablar sin un solo movimiento facial, a lo Clint Eastwood, de las ayudas que necesita el catalán ante el español, de las multas económicas que reciben esos

canallas de castellano hablantes por rotular en español y de la xenofobia del PP catalán por denunciar la inseguridad de los barrios de Cataluña tras la llegada de hordas
de delincuentes de otras tierras.

La televisión no estaba de moda en aquel tiempo, pero ver a Hitler en un programa hablar de gases nobles y de hotelitos con encanto para judíos causaría la misma impresión de haberse producido el hecho, que escuchar ayer al dictadorzuelo de Córdoba hablar de lo genial que son los in
migrantes extranjeros aún siendo delincuentes frente a lo canallas y malajes que son los españoles que no entienden el catalán ni el seny de multar por manejar el idioma oficial del Estado.

No entiendo que hacen periodistas decentes como Luis Herrero o el señor Rojo, acudiendo a esos programas junto a la sectaria Iglesias, la ultranazionalista, con z, Pilar Rahola o a la vera del ex - opusino Enric Sopena.

Hablando del Opus… sabemos hoy que la Generalidad de Cataluña no recibirá al Papa oficialmente con un besamanos, recepción o como se llame esa ceremonia que sí han ofrecido a otros políticos de alto nivel en otros momentos del siglo XXI en Cataluña.


Como son tan analfabetos que llaman a la excomunión excomulgación, y a Alfonso XIII facha redomado, tampoco tienen la noción básica de que el Vaticano es un Estado europeo, no como Cataluña, aunque ayer Montilla se refiriera de esta guisa cuando hablaba de la región española una docena de veces. Otra cosa es que a la vez que jefe de Estado, el Papa sea el ministro de Dios en la Tierra y el heredero del trono de San Pedro.

Quieren ser tan anticlericales que se pasan de listos y confunden la velocidad con el tocino. Esto es lo más parecido a ese refrán de “A Dios rogando y con el mazo dando“, pues Montilla no ha dudado estas semanas ni un momento en granjearse las simpatías de los católicos pidiéndoles el voto, diciendo maravillas de la Iglesia y su labor con los más necesitados en esta crisis económica.

Pero no nos engañemos, señores, este tío es el mismo que cuando era ministro de Industria quería cerrar la COPE, es el socio del bigotudo Carod, ese infame personaje que además de negociar con ETA no matar en Cataluña y sí en el resto de España, se colocó en la cabeza la corona de espinas junto a Maragall burlándose de los seguidores de Cristo.
Montilla es miembro del partido que atenta contra la vida y apo

ya una Ley del Aborto desastrosa, del mismo partido de las bodas homosexuales y del mismo PSOE anticlerical que arrasó y quemó los conventos de Madrid del 34 al 39 en la Guerra Civil además de llevarse por delante en las chekas a centenares de religiosos.

Siempre es bueno recordar todo ello, por eso la visita del Papa a Cataluña me siembra dudas, dudas porque su Santidad no debería mezclarse con semejante chusma, aunque los catalanes católicos sean tan buenos cristianos como el que más, chusma porque no harán ascos a los ingentes beneficios que la visita del Papa traerá a tierras catalanas y chusma porque no tienen la mínima educación ni el más mezquino sentido de la responsabilidad, pues no olvidan que una parte sustancial de los votos que los aúpan a sus poltronas vienen de personas que creen en Dios y que esperan con ilusión ver al Sumo Pontífice.

3 comentarios:

Eva dijo...

No hay nada más obsceno y zafio que ver a miserables como Montilla pasearse por los programas que absorven el coco a la sociedad lanar mientras que otros, que se hacen llamar periodistas, actuan como mamporrenos. Yo tampoco entiendo qué hacen allí Luis Herrero, Isabel Durán o Alfonso Rojo.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

".......y quemó los conventos de Madrid del 34 al 39 en la Guerra Civil........."
A esto se le llama vivir en el presente si señor..sin rencores que va.............
Otra frase: "Cada uno recoge lo que siembra", es decir aquellos que ardieron por algo seria no crees?por que en funcion de tus actos seras juzgado ante dios a la hora de tu muerte ..... no?

Por cierto lamentable lo de el tal mofilla..... si si lees bien amigo mofilla por que mas que un politico o persona parece eso, una mofa........

Que tan ilustres señores como Herrero,Rojo y la señora Duran esten alli me parece magnifico, ya que tanta basura dicha en un programa con alta audiencia, sin ningun tipo de contrariedad que imponga el sentido comun, produciria mas de algun infarto cerebral en esta sociedad tan triste en la que sobrevivimos.

Apuntado sea de paso que seria bueno, tal vez , que los otros engendros que se sentaban enfrente acudieran alguna vez al el gato al agua, de manera que se viera en lugar de un multimonologo, un debate en el cual, sin mucha saliva y sudor , se veria al final a los mismos ganadores de cada noche.

saludetes.

VIRIATO dijo...

".......y quemó los conventos de Madrid del 34 al 39 en la Guerra Civil........."

Querido Anónimo, gracias por participar.
Sé que es cruel por mi parte practicar ese ejercicio de memoria histórica, pero recordemos que es la izquierda y el socialismo en concreto quien vive de identificar a la derecha con el franquismo.
Recordemos a Blanco y su frase de la tranformación de aguilucho en gaviota.
Soy el primero que es consciente de que en la guerra los crímenes y las barbaridades cuecen en ambos bandos, pero sería injusto no poner el negro sobre blanco y seguir siendo los maricomplejines que no ponen el dedo en la llaga en según que asuntos.
Sobre el resto de tu comentario estoy básicamente de acuerdo, aunque sigo pensando que a la Noria deberían ir solo los coleguitas de Jordi para que en vez de un pseudodebate fuera una gala como Noche de Fiesta, pero a lo progresí.