domingo, 21 de noviembre de 2010

El tiempo pone a cada uno en su sitio


A veces si nos centramos en un tema de actualidad, perdemos la cosmovisión de las cosas. Es mejor no entrar al meollo de los asuntos y contemplarlo todo a cierta distancia, leyendo titulares de periódicos, columnas de opinión muy por encima y telediarios dando tumbos con el mando a distancia.

Estas semanas son dos los principales asuntos que se tratan en los medios de comunicación: el Sahara y las elecciones catalanas. Podríamos escribir cada uno de nosotros hojas y hojas sobre lo que pensamos de estos dos temas, pero haciéndolo no descubriríamos la moraleja del cuento político español de los últimos 20 o 30 años, que no es otra que ésta: el tiempo pone a cada uno en su sitio.

Por ello, hagamos un análisis de lo que está ocurriendo en España para que yo haya llegado a esta conclusión, siempre personal, pero que mis ratos de meditación me ha costado.
Zapatero es historia, hasta un perezoso Mariano Rajoy a medio gas, tirando de hemeroteca le sacó el otro día los colores en el congreso. Y es que todos somos esclavos de nuestras palabras y las de Zapatero sobre paro y economía son como para echarse a temblar. El tiempo le ha puesto en su sitio.

El Sahara dejó de ser español hace 35 años cuando un Franco agonizante dejó a Marruecos según los tratados de Madrid como potencia administradora, jamás como nación soberana sobre aquellos lares. La izquierda ha sido históricamente un vocero habitual pro-saharaui, pro-determinación saharaui. Entre sus más destacados exponentes, la actual ministra de exteriores, Trinidad Jimenez y el presidente Felipe González.
Ahora la primera no quiere saber nada del destino de la última colonia española y el segundo, tiene negocios y una imponente mansión en Marruecos. El tiempo los ha puesto a ambos en su sitio. En el lugar de la hipocresía, la falsedad y la mentira.

Hace unos años todos dijeron que el lehendakari López junto al popular Basagoiti daban aire fresco a la política vasca, que mano a mano ayudarían al final de ETA y a desmontar el tinglado peneuvista construido

tras 30 años en el poder. Ahora el presidente del PSE, Eguiguren, confiesa que es amigo del terrorista Ternera y declara a favor de Otegi ante la Justicia. Tras estos acontecimientos, el PP
de Basagoiti, el indigno heredero del de Mayor Oreja y de María San Gil, no dice esta boca es mía y contempla impasible como Zapatero espera las municipales del año que viene par
a acabar con el pacto vasco y por consiguiente con el grupo popular con la ayuda inestimable de una ETA reformada y guapeada.
El tiempo pone al PSE y al PSOE en general al lado de ETA y al PP de Euskadi en un feo lugar, en el de la cobardía y el inmovilismo.

En las elecciones catalanas, los mítines de todos los candidatos, con la excepción de Ciudadanos de Cataluña, giran alrededor de un mismo tema, de una obsesión: la ruptura con España. Todos pugnan por ser más catalanistas e independentistas que el resto y no escatiman esfuerzos ni insultos a la patria común para demostrarlo. El tiempo pone a los partidos catalanes llamados constitucionalistas en su sitio: en el de la falsa moral y doble discurso. El tiempo pone a los ciudadanos catalanes en otro lugar: en ese que esté cuanto más lejos mejor de un colegio electoral, por muchos orgasmos que prometan los videos de campaña.

El Gobierno de España es el primer gobierno europeo en impedir la libertad de culto cerrando la abadía del Valle de los Caídos a los feligreses que escuchan misa en aquel templo. Tras hacerse público el escándalo, manda a la guardia civil a registrar los coches de los que se acercan al lugar por si portan en los maleteros símbolos anticonstitucionales, es decir, banderas con el pollo serigrafiado.
El Gobierno de España tras legislar a favor de un aborto incontrolado incluso para menores de edad, tras hacer campaña activa contra el Papa, ahora pretende legislar la eutanasia, igual que ya hizo Hitler en los años 30.
Asociaciones muy próximas al PSOE piden dinamitar la cruz del Valle de los Caídos, el monumento más visitado de Patrimonio Nacional y echar de allí a los monjes que lo custodian.
El Gobierno de España, sabedor de que el futuro no pinta nada bien para sus

intereses electorales, vuelve su rostro al pasado, al guerra civilismo más atroz.
El tiempo pone a cada uno en su sitio y en este caso pone al PSOE de Zapatero a la altura de aquel otro criminal de Largo Caballero, que no quería otra cosa que dinamitar la II República y sustituirla por la dictadura del proletariado.
Lo curioso de esto es que insignes descendientes de franquistas como Rubalcaba, Bono, De La Vega, Pajín y el propio Zapatero son los empeñados en ganar una guerra 70 años después, una guerra de la cual sus padres fueron los vencedores.

Esperemos que a estos personajes de segundo nivel político y tercero intelectual no sea el tiempo el que les ponga en su sitio, pues puede que eso llegue demasiado tarde para una España que se muere sumida en la ruina y en el paro. Esperemos que a esta panda de energúmenos sea la ciudadanía española la que les ponga en su sitio dentro de año y medio tras unas elecciones democráticas: en la puta calle.

lunes, 15 de noviembre de 2010

El colesterol de la Administración Pública

Si muchos deseamos una administración reducida a su mínima expresión, no es por capricho, ni siquiera porque la situación económica de España sea catastrófica y la crisis nos asfixie, sino porque un Estado pequeño es más barato, más dinámico y mucho más austero.
La España autonómica es un régimen devorador de presupuestos, con competencias duplicadas y hasta triplicadas, que nos salen a los ciudadanos por un ojo de la cara.
Competencias cedidas, a medio ceder, empresas públicas, fundaciones, institutos, etc, etc., gastan un buen pico de nuestro PIB y sus plantillas de trabajadores son pagadas con nuestros impuestos.
De hecho en España se calculan unos 3 millones de funcionarios, casi medio millón de ellos sin ocupación definida, contratados por Comunidades Autónomas y Ayuntamientos.
Este fin de semana, los funcionarios de carrera andaluces, esos que estudian una barbaridad para sacar una oposición adelante, se manifestaban en Sevilla en contra de los empleados de la cosa pública que han entrado en despachos, secciones y delegaciones de la Junta por la puerta de atrás, es decir, a dedo.
Y es que Griñán, viendo peligrar por primera vez la victoria electoral, pretende mediante decreto convertir a estos enchufados en funcionariado oficial, con la complicidad de los sindicatos mayoritarios, ya que son sus amigachos y sus afiliados los principales beneficiarios de la medida. Lo que se suele denominar último servicio a la causa. La causa de sus bolsillos, claro.
Por lo que se ve, casi 30.000 agraciados entrarían en la Junta con el único mérito de tener el carnet socialista o el de la CCOO y la UGT.
Salieron casi 50.000 manifestantes a las calles hispalenses, muchísimos más que cuando los sindicatos convocaron huelga funcionarial primero, y general después. Algunos de ellos con enchufes en la mano llegaron hasta el Parlamento Andaluz para lanzarlos en señal de protesta.
Podríamos pensar que este dedismo es señal de un gobierno socialista andaluz que lleva 30 años en el poder, pero resulta que es algo generalizado.
Por ejemplo, en mi pueblo, que es Aranjuez, mediante un examen amañado para cubrir puestos de limpiadora en el Ayuntamiento, entraron 8 amiguetes socialistas y de CCOO. No falló ni uno. 8 de 8 con una puntuación que rozaba la perfección. La primera limpiadora no tiene ni el graduado escolar, pero su marido es un caudillo de Comisiones y por la nota del examen se ve que la señora sabe más de la Constitución que Maria Emilia Casas.
Lo que pretendo denunciar con estos abusos, es que cuando un partido consigue el poder en alguna instancia, en seguida coloca a los suyos e intenta echar a los otros. El problema es que muchos de estos puestos son fijos y soltar lastre enemigo es inviable, lo que conlleva que el Estado vaya engrosándose de manera alarmante.
En el Ayuntamiento de Aranjuez, desde que reinan los socialistas, el gasto por personal se ha triplicado, con aumentos de sueldo incluidos y dedazos al canto. ¡Qué no sucederá en una Autonomía como la andaluza!
Es inaguantable que el 60% del presupuesto de Aranjuez se vaya en gastos de personal. En Fundaciones, en empresas públicas, en secretarías, defensor del ciudadano, etc.
Si seguimos así, pronto la Administración pública será un mastodonte inasumible para los ciudadanos, a no ser que nos sigan sangrando los bolsillos. Si no eliminamos el clientelismo generado por los grandes partidos, además de millones de funcionarios, al menos la mitad de ellos serán unos chupatintas con carnet sin habilidades para desarrollar su trabajo, pero con un contrato blindado y fijo.
Estamos hartos de estos abusos, queremos que nuestros impuestos reviertan en nuestro bienestar, en servicios públicos eficientes, en policía, bomberos, carteros y profesores, no en afiliados sindicalistas y políticos que como sanguijuelas se aferran a nuestra chepa y a nuestro presupuesto.

lunes, 8 de noviembre de 2010

El Tea Party de Colón

Al final fue un éxito, contra todo pronóstico Alcaraz y su asociación Voces Contra el Terrorismo reunió en torno a la bandera de España de la Plaza de Colón un gran número de ciudadanos que odian a ETA y que plantan cara a los asesinos y a los que se apoyan o pretenden apoyarse en ellos para seguir en el poder.

Antes de la concentración, silencio pusilánime en los medios de comunicación salvo honrosas excepciones. En los informativos de la tarde del sábado, ni una sola referencia al evento que conmocionó Madrid por la mañana. Ni Antena 3, ni Telecinco… solo Telemadrid se salvó de la quema.

La delegación del gobierno quiere multar a Alcaraz por atreverse a colapsar la capital de España, por sacar a la calle tanta bandera patria y tanto “facha” nostálgico que pretende tener a los asesinos en la cárcel o en busca y captura.

Hubo ausencias lamentables, como la del PP en pleno, que dimitió de sus funciones de representante político de muchos de los ciudadanos que allí estábamos. Sigo insistiendo en que si Rajoy gana en el 2012 al infame de Zapatero no será por su heroicidad ni por sus asesores pro-inacción, sino por el voto de castigo a ZP, por aquello del voto útil, porque no hay más dónde elegir, excepto si nos fijamos en Rosa Díez y su UPyD, fuerza aún minoritaria y poco conocida.
Rajoy y algún otro democristiano tenía este fin de semana la excusa perfecta para no estar en Madrid: la visita del Papa a Santiago y Barna.

Es cierto que algunos, como Zapatero, ni siquiera se quedaron en España y se fueron a Afganistán a lucir palmito junto a nuestras mal armadas y abandonadas tropas. Ni víctimas ni cristianismo, sino todo lo contrario, parece ser el lema de Zapatero.

Y así nos va, señores, sin novedad en el Alcázar, como diría aquel, dos grandes partidos que se alejan a pasos agigantados de una sociedad que se divide sin tapujos entre los ni-nis – ni están ni se los espera para ningún tipo de denuncia en voz alta o rebelión cívica – y los que aún nos quejamos un poco, solo un poco, en bajito por si molestamos a alguien más de la cuenta.

Algunos periodistas y foros de internet hablaban estos días de que Rajoy debería encabezar un Tea Party a la española, no sé si un Botellín Party o un Vermut Party, pero un Party o convención donde aglutinar a todos los ciudadanos hartos de Zapatero. ¿Se imaginan a los medios de izquierda donde Rajoy se siente tan a gustito dándole estopa? ¡Grupúsculos de fachas! ¡Nazis trasnochados! ¡Ultrasur en un derbi de tercera! Etc., etc.

¡No, no y no! Mejor estar de perfil, acostado si se puede y sin molestar a los progres de pacotilla, que ya bastante tiene con ese 3,42 de valoración que le dan las encuestas.

Me temo, y creo que no voy desencaminado, que como siga así la cosa, a los políticos los van a votar los afiliados y sus familiares en una o dos décadas. Los jóvenes pasan de política, pasan de ir, pasan de todo ¡Y no me extraña nada!

Es la hora de crear un movimiento cívico, ciudadano, que de la espalda a los partidos políticos como ellos nos la dan a nosotros.

Fíjense que sin apenas divulgación, Alcaraz logró que miles de españoles estuviéramos el sábado en Colón. ¿Cuál es su fuerza? Dignidad y principios inquebrantables, justo de lo que escasea el PP de Mariano al ningunearnos de este modo.

Del PSOE mejor ni hablamos, esos son parte del problema.

jueves, 4 de noviembre de 2010

El 6 de Noviembre en Colón a las 12:00 horas

Recuerden aquella frase del Cantar del Mío Cid : “¡Dios, qué buen vasallo si tuviese buen señor!”. Y es que España siempre ha sido así, una nación de héroes aislados y esporádicos que han mantenido el pabellón de nuestra patria muy por encima de lo que se merecían nuestros reyes, gobernadores, políticos, etc, etc.

Me gustó mucho un artículo de Reverte que hablaba de un marino santanderino que a muy pocos suena. Se llamaba Luis Vicente de Velasco y mantuvo a raya a un ejército de 14.000 ingleses y 200 navíos que querían asaltar el Castillo cubano del Morro.

Durante 37 días, sin pestañear y sin apenas dormir luchó como un jabato hasta que al final murió espada en mano entre los muros del fuerte. Los ingleses, que en eso de reconocer a los adversarios valientes son únicos si han salido vencedores, ponían
la bandera de sus navíos a media asta y lanzaban una salva de honor dedicada a Velasco cada vez que pasaban por las costas santanderinas.

Héroes que hayan dejado el pellejo por España escasean en el siglo XXI español, pues los héroes se caracterizan por una moral intachable, un valor de otro mundo y una voluntad férrea. Entre los pocos que han sobresalido en las últimas décadas, están las víctimas de ETA y sus familiares.

Un colectivo de personas que han muerto por la libertad y por sus ideas, o a las que les han matado a un hijo, hermano o cónyuge, son un referente moral clarísimo de una sociedad sana. Cuando las víctimas comienzan a estorbar, entonces la sociedad está enferma
.

Es lo que sucede en España desde que gobierna ZP. Es la
mentable que desde las instituciones no solo se ningunee a las víctimas, sino que además se las ataque.
Cuando Zapatero quiso negociar con ETA hace unos años, lo primero que intentó fue desactivar a la AVT con su alto –antes gordo- Comisionado para las Víctimas del Terrorismo, rimbombante cargo que escondía detrás a Peces Barba, un tipo nada recomendable y sectario donde los haya.

Allí estaba Alcaraz como presidente de la AVT, resistiendo como un titán y sacando en varias ocasiones a la calle a millones de españoles que se negaban a creer que Otegui era hombre de paz y que ETA era un interlocutor válido
para el gobierno de su Nación.

Incluso un hermano del ministro de Justicia Aguilar, ahora desterrado en Canarias, llegó a decir en un foro de internet que a Alcaraz le había caído el gordo cuando ETA mató a sus dos sobrinas y a su hermano.

Este sábado 6 d
e noviembre, Alcaraz vuelve al primer plano de la actualidad ante las noticias diarias que hablan de una nueva negociación con ETA. Ya no lo hace al frente de la asociación mayoritaria de víctimas, sino presidiendo otra fundada por él que se llama Voces contra el Terrorismo.

No lo olviden, el 6 de Noviembre en la Plaza de Colón de Madrid a las 12 de la mañana.


Lamentablemente no todos estarán allí, evidentemente faltarán los jerifaltes del PSOE, pero también los pesos pesados nacionale
s del PP, como el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

Rajoy, que recordemos iba a ser presidente del Gobierno hasta que el 11 de Marzo del 2004 un atentado terrorista cambió las tornas en las elecciones de 3 días después, nos defrauda una vez más pasando del terrorismo y poniéndose de perfil. Ha renunciado claramente a los valores que las bases del PP tenemos tan claros.


Ahora habla del Partido Popular (entrevista en TV3) como un partido centrado, moderado, reinado por el sentido común, no por los ideales. Dice querer sentirse a gusto en él.

Mientras, los que no se sintieron a gustito en el nuevo PP y se marcharon sí que estarán en Colón el sábado. Ex afiliados de peso como María San Gil y Ortega Lara, que salieron del PP por el cambio que estaba dando la formación, estarán junto a Aguirre y una docena
de asociaciones de la llamada Rebelión Cívica.

También es chocante que la nueva AVT no se posicione al lado de los que no quieren una repetición de la negociación con ETA. Dicen que no viene a cuento en estos momentos.

Comenta un amigo que lee este blog, que todos los gobiernos tienen la obligación de buscar la paz y que una negociación con ETA es una baza que hay que jugar. Estoy totalmente de acuerdo. Lamentablemente esa baza, a mi entender, ya se jugó y salió rana. ¿Por qué repetir ahora un movimiento fracasado?


Según las encuestas el PSOE perderá en 2011 muchos de sus feudos y en 2012 la
Moncloa.

La última alternativa que tienen es pactar con ETA una representación o pantomima que a ojos del gran público sea el fin del terrorismo en España.


Pero recordemos que ETA hace muchos años que vive del crimen. Muchos jóven
es ni siquiera saben que exige ETA y ante que escenario dejaría de matar.
El futuro que Zapatero y Rubalcaba quieren para la banda es el de Terr
a Lliure, banda terrorista catalana integrada en la actual ERC.

El pacto PP-PSOE en Euskadi nunca ha tenido el beneplácito de Ferraz, ni siquiera de buena parte del PSE. El paisaje idílico para el País Vasco que tiene en mente ZP es otro tripartido o bipartido, o como salga, que englobe a una Batasuna “normalizada” y “redimida”.

Recordemos que para ZP los enemigos de la unidad española siempre serán menos importantes que los enemigos del PSOE.

El cordón sanitario anti PP se estrecha, el cordón sanitario anti ETA se formará el sábado en Colón y yo estaré allí.

Lamentablemente otros seguirán sin mojarse y remando entre dos aguas. ¡Qué buenos vasallos si tuvieran buen señor!