lunes, 31 de enero de 2011

La descomposición del PSOE

Aunque sea un tema manido y requeté sobado por los medios de comunicación, para una noticia gozosa que en este país que es España está ocurriendo, no puedo dejar de darme el gustazo de comentarla desde mi blog. Se trata de la descomposición o debacle del PSOE.
Las encuestas de medios afines al régimen socialista y enemigos del mismo, dan como vencedor en casi toda España al PP de Mariano Rajoy, tanto a nivel regional en las Municipales de mayo como a nivel nacional en las Generales del año que viene.
El baile de sillas ha comenzado y todos los gerifaltes socialistas o barones, no se muerden la lengua a la hora de hablar de la sucesión de un Zapatero noqueado, contra las cuerdas o tablas, según usemos símil pugilístico o taurino.
Pero hasta el rabo todo es toro y el combate no termina hasta que uno de los boxeadores besa la lona y el árbitro le obliga a abandonar.
Si el caudillo andaluz Chaves hablaba el otro día en pasado de Zapatero y el heredero del bellotari López Vara decía que sus tres candidatos al trono presidencial eran Alfredo, Pérez y Rubalcaba, este fin de semana en Zaragoza, en una de esas convenciones de partido a las que tan acostumbrados nos tienen PP y PSOE, el moribundo Zapatero sacaba pecho y levantando la voz decía que él es el candidato y pedía a los de su partido que dejasen de hablar del futuro del PSOE y se centrasen en España y sus problemas.
Allí no faltaba ni uno solo de los líderes sociatas, incluido el Rasputín cántabro y futurible Pérez Rubalcaba, aunque nadie le viese, ya que el cámara que rodaba el simposio tuvo la delicadeza, o la mala uva, de no enfocar sus barbas ni una sola vez.
Zapatero está herido, pero no muerto. No olvidemos que a lo largo de sus 6 años de mandato se ha encargado de moldear un PSOE a su medida y ha ido dejando por el camino cadáveres políticos de peso, como Solbes, Caldera o Jordi Sevilla.
Con algunos lo intentó, como con Tomás Gómez, pero en un momento de debilidad que no le permitió pegar una puñalada certera al ex alcalde de Parla.
El PSOE presume mucho de primarias, de democracia interna, pero cuando se cuecen habas gordas, judiones de La Granja, comienza la noche de cuchillos largos como en cualquier otro partido y el dedazo es el sistema de asignación de candidatos.
Zapatero tiene de su parte a inútiles como Blanco, Leire Pajín, Bibiana Aído por el lobby feminista o Zerolo por el de bujarrillas de salón. Personas todas ellas sin estudios ni formación suficientes para llegar a ser concejales en un pueblo de cien habitantes de la Mancha profunda.
Zapatero se ha cargado España y ahora quiere que se hable de ella y no de su sucesión. Ya existe un plan secreto, aunque a voces, para despeñarle barranco abajo si en las Municipales sucede lo que todo el mundo piensa y las encuestas avalan. Se llevará a cabo la maniobra soterrada o el tongo democrático de cambiar un presidente por otro sin antes pasar por las urnas.
La obsesión de Zapatero se llama Aznar. Según ellos el peor presidente de la democracia, pero que aguantó sin problemas sus dos legislaturas hasta que alguien se encargó de volar por los aires unos cercanías en Atocha y de paso la mayoría absoluta del PP de Mariano.
Ya vimos como Aznar se sentó en la comisión del 11M unas ocho horas sin levantarse ni para ir al baño, pero Zapatero, que es muy rojo y arrogante, le superó en una o dos horas más.
Dicen que el PSOE tiene banquillo suficiente para remontar el vuelo, yo no lo veo, francamente.
Hablan de Rubalcaba como el Mesías que les hará ganar las terceras generales seguidas, pero no olvidemos que este sujeto es el héroe del 13M, el que violó la jornada de reflexión, también fue el portavoz de los GAL en los estertores del felipismo, sin olvidarnos que, ya con Zapatero, es el principal responsable de los escándalos del chivatazo del Bar Faisán, de SITEL, de la verificación del desarme de ETA en la tregua trampa o de las aperturas de telediarios con miembros del PP entrando en una lechera de la Guardia Civil esposados.
Dicen de él que será una especie de regente, si se presentara en 2012 y además ganara, hasta que un político joven como Carmen Chacón tomase las riendas del PSOE más adelante.
Con este panorama, no me extraña que a ZP le dé por hablar de España, aunque sea una España en ruinas, con casi 5 millones de parados y con los jóvenes brillantes haciendo las maletas para irse a Alemania o a otro punto de Europa y así poder vivir de su trabajo. Igualito igualito que con Franco.
Yo prefiero hablar del PSOE, de su autodestrucción y de sus puñaladas internas.
España me duele en el alma, pero la política cainita de los socialistas me hace disfrutar y eso que la función no acaba sino de empezar.
Esperemos a ver qué pasa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

el destino también en clave política puede seguir dos caminos para causar nuestra ruina:

- rehusarnos el cumplimiento de nuestros desetos y dejarnos cumplirlos plenamente.

Eva dijo...

Creo que el PP se ve vencedor y se olvida de que aún queda más de un año para las elecciones. Pueden pasar muchas cosas y el PSOE puede resurgir en cualquier momento. Nada está ganado. ¿Quién hubiera dicho que en 2004 iba a perder las elecciones el PP? Hay que ser cautos y prudentes. El PSOE no está dispuesto a asumir una derrota.
Un abrazo.