lunes, 13 de julio de 2015

The show must go on

Mientras esta mañana me dedicaba a escribir sobre política nacional, aquí en Aranjuez caía como una bomba informativa la rueda de prensa de la nueva Alcaldesa de Aranjuez, Cristina Moreno.

Cansada la socialista de ser el pimpampum de sus socios de izquierdas, ha convocado a los medios para despacharse a gusto y anunciar que rompe cualquier tipo de negociación con los que en su momento la votaron para que fuese la Alcaldesa de Aranjuez, relegando a mi partido, que fue el ganador de las elecciones de mayo, a la oposición, tanto técnica como moral.

Y es que Cristina Moreno se ha equivocado de cabo a rabo al plantear a los grupos su oferta de estructura de gobierno y no ha convencido a ninguno para que apoye un teórico gobierno más austero que el del PP.


En vez de reunir a todos los portavoces de los diferentes partidos a una sola reunión para negociar entre todos una propuesta consensuada, se ha dedicado a hablar con cada uno de ellos por separado, supongo que siguiendo las instrucciones de algún Maquiavelo que crea en la idea del divide y vencerás.

Por mucho que quiera hacerse la víctima la señora Moreno, está reconociendo de facto que el planteamiento salarial y organizativo del gobierno de Martínez, del que formé parte, era correcto y difícilmente mejorable.

La socialista ahora dice que tirará con lo puesto y que no tendrá otro remedio que cobrar lo que cobraba la anterior Alcaldesa popular, que contará también con un grupo de asesores (en el que me atrevo a incluir al defenestrado Dionisio) y que todos sus concejales estarán liberados por mucho que en la anterior legislatura se hartara de repetir que era un abuso y totalmente innecesario.

Habla de que con sus siete concejales va a gestionar 53 concejalías, sin explicar al ciudadano que algunas de ellas son prácticamente lo mismo. Que alguien me explique en qué se diferencia la concejalía de infancia, juventud y adolescencia.

También habla de desfachatez porque el PP haya pedido dos concejales liberados, olvidando que el Partido Popular fue el partido más votado en las elecciones de mayo y que por proporcionalidad debe tener un liberado más que Ahora Aranjuez y 4 veces más liberados que los partidos representados con dos concejales.

“Es una desfachatez que el PP pida 2 concejales liberados para controlar un gobierno con  la mitad de concejales (7)” dice sin caer en la cuenta de que está dejando entrever que por ser la mitad van trabajar también la mitad. Flaco favor le hace a sus compañeros de partido.

Lo que queda a las claras es que no ha dejado títere con cabeza criticando sin ambages hasta la política asamblearia de Aranjuez Ahora solo por no recibir el apoyo de esta formación.

Mal futuro le espera a la Alcaldesa a la que en las fotos de esta mañana se la ve claramente malhumorada y con ganas de pocas risas.

Mañana volveremos a tener rueda de prensa, esta vez de InPar, en la que su portavoz le devolverá todas las tortas en el mismo carrillo. Suma y sigue. The show must go on.

Por tanto, y dejando a un lado la cantidad de excusas que ha dado Moreno en su rueda de prensa, lo que queda claro es que cobrará lo mismo que el gobierno anterior, que tendrá sus cargos de confianza correspondientes y que por muy incapaz que sea o por muy superada que se vea por las circunstancias, no la echarán de la alcaldía ni con agua caliente.

Al final llevará razón y ahorrará el 50% en su Equipo de Gobierno porque son 7 concejales frente a los 14 que éramos los populares.

Se siente segura Moreno al lanzar estas bravatas porque sabe que es imposible que se produzca una moción de censura contra ella, pues para que ésta tuviera éxito, se necesita un programa de consenso y un candidato de consenso que en estos momentos no existe.

Visto lo visto, el PSOE tras un mes de gobierno ya se ha hecho las fotos que tenía que hacerse con las plataformas a las que le debía votos como las de las mareas multicolores o la del Tajo Vivo.

Tras esto y haber sacado la bandera gay al balcón por unas horas, el PSOE en un mes ha hecho los deberes a ojos de sus votantes más fieles.

En 30 días, según ella, se ha ganado el sueldo de todo un año de la anterior Alcaldesa, esa arisca gestora que no salía del Ayuntamiento hasta la noche y a la que la gente tachaba de prepotente y soberbia.

En un mes, el proyecto del PSOE de Aranjuez está agotado y empezará a tirar de manual para perpetuarse hasta 2019 sin sacar adelante ni un proyecto importante para Aranjuez.

De momento todo lo que he escrito se cumple, no por ser un gran analista, sino por tener ojos en la cara.

Veremos cuánto crédito le queda a la Alcaldesa, pero que sepa Cristina que lo que no va a poder prorrogar de ninguna de las maneras es la aprobación de las ordenanzas fiscales del 2016 y no le podrá escamotear al Pleno Municipal esa competencia.

Esa será la verdadera piedra de toque de este gobierno socialista con fecha de caducidad como los yogures. Esperemos que al menos no sean yogures griegos.

No hay comentarios: