sábado, 19 de septiembre de 2015

Más de lo mismo

Publicado en La Voz de Aranjuez el 10 de Septiembre del 2015

Me piden los amigos de La Voz de Aranjuez colaborar con un nuevo blog de opinión en el que se han embarcado.
No sé si darles la enhorabuena o el pésame, ya que últimamente la opinión en Internet, sobre todo en las redes sociales, está mal vista, sobre todo si proviene de personajes públicos como lo somos los concejales más que nos pese. En este caso me voy a arriesgar, pero no prometo nada espectacular.

Hablaré de las Fiestas de Aranjuez, ya que aparte de la tormenta de últimos de Agosto, es lo único reseñable que ha ocurrido en nuestra localidad estos meses.
El PSOE, que en oposición tachaba la canícula ribereña como desierto cultural, ha sido incapaz de programar siquiera una actividad de tanto éxito como el cine de verano en el Polideportivo y El Cortijo, pero ese es otro melón que no quiero abrir en este artículo para no desviarme de lo mollar.

Estas fiestas del Motín 2015 las he querido disfrutar, o me he visto obligado a ello por culpa de mi trabajo en Madrid, como un ciudadano más sin obligaciones de tener que acudir a actos o eventos deportivos.

He salido a cenar y a pasear con mi esposa, mi hija y algunos amigos para desengrasar un poco de tan intensa actividad política que la pasada legislatura me tocó desarrollar. Mi valoración: más de lo mismo, idénticas fiestas a las que he vivido desde que tengo uso de razón.


Pero tras concluir las mismas, me dio por picotear en diversas páginas de Facebook que suelen recoger reacciones y valoraciones de medios y ciudadanos para ver si estaba equivocado en mis sensaciones. Parece ser que sí. Y aún no lo entiendo demasiado:

Descenso Pirata, Motín, Pregón, actuación musical e infantil en la Plaza, orquestas en Infantas y conciertos y macro en La Mariblanca. Fiesta en los barrios por la mañana. Pólvora para cerrarlas.
Mismo ferial, mismas ubicaciones y este año encima sin Día del Mayor y sin actuación de pago en la Plaza de Toros. Tampoco gran botellón en la C/Reina por culpa del peligro que suponían las ramas aún sin desprender (los chavales buscaron otras ubicaciones).

Más tráfico por no instalar el carril reversible, menos zona peatonal y más peligrosidad, menos gente en la Feria de Día y menos aparcamiento (una noche aparqué en el IES Alpajés), pero... mejores sensaciones generales.

¿Más baratas? ¿más caras? 6000 euros más caras y sin la paella del Día del Mayor (aún estoy buscando de dónde sacaba supuestamente la Púnica su supuesta mordida que la izquierda ribereña tanto cacareaba)...

Sin acritud, estas mismas fiestas las hace el concejal de festejos del PSOE en el 2018 y le corren a gorrazos. Máxime si cumplen su promesa electoral de trasladarlas de nuevo al Raso de la Estrella.
Y es que según ellos denuncian en su propia web, seguir manteniendo los conciertos en la Mariblanca es atentar contra el Patrimonio Histórico. A lo mejor solo se atenta al Patrimonio cuando gobierno el PP y las dejan quietecitas donde están.

No se confíe demasiado ni se duerma en los laureles el señor Estrada. Aún recuerdo las primeras fiestas del Motín de 2011, en las que vino hasta Pablo Alborán y las sensaciones eran las mismas. Euforia de haber ganado un mundial:

- ¡Las mejores fiestas de la Historia, macho! - me decía alguno un poco ebrio.

Seguro que ese mismo tipo nos puso a parir en mayo con el mismo cubata en la mano y este septiembre ha dado dos besos etílicos a la mismísima Alcaldesa Moreno diciéndola que la ha votado desde los 16 años (y eso que no se vota hasta los 18).

Quiero decir con esto, que el modelo que ha utilizado el PSOE este septiembre lleva en marcha cuatro largos años y que el aire de cambio comienza fuerte como la tormenta que sufrimos en agosto y termina en un soplido suave y leve como los que le damos al café.

Y es que las fiestas en Aranjuez son sota, caballo y rey. Sin novedad en el Alcázar, que decía aquel.

Por lo tanto, felicidades al Ayuntamiento por conservar un modelo que funciona a pesar de las durísimas críticas que en oposición le dedicaban los que ahora nos gobiernan y de los exagerados halagos que se auto dedican cuando lo emplean en el poder sin cambiarlo ni un ápice.

No hay comentarios: