jueves, 16 de julio de 2015

Pan y Circo

Quitémonos el sombrero ante la magnífica gestión del PSOE de Aranjuez.

No me refiero a su gestión al frente del Ayuntamiento de nuestra ciudad, que en apenas dos meses se ha visto deficiente o directamente nula según lo que los empleados municipales con los que he hablado me cuentan, sino a su gestión de los tiempos mediáticos.

Recuerden la cortina de humo que en el 1991 se marcaron con Lola Flores y su deuda con el fisco mientras pasaba desapercibido el escándalo de que algunos pagaban a la Agencia Tributaria de Barcelona por hacer la vista gorda en especies, más concretamente en chalets de lujo.

Guardando las distancias, es lo que ha ocurrido esta mañana en Aranjuez ante nuestros ojos sin que ningún medio de comunicación se haya percatado o haya querido percatarse.

lunes, 13 de julio de 2015

The show must go on

Mientras esta mañana me dedicaba a escribir sobre política nacional, aquí en Aranjuez caía como una bomba informativa la rueda de prensa de la nueva Alcaldesa de Aranjuez, Cristina Moreno.

Cansada la socialista de ser el pimpampum de sus socios de izquierdas, ha convocado a los medios para despacharse a gusto y anunciar que rompe cualquier tipo de negociación con los que en su momento la votaron para que fuese la Alcaldesa de Aranjuez, relegando a mi partido, que fue el ganador de las elecciones de mayo, a la oposición, tanto técnica como moral.

Y es que Cristina Moreno se ha equivocado de cabo a rabo al plantear a los grupos su oferta de estructura de gobierno y no ha convencido a ninguno para que apoye un teórico gobierno más austero que el del PP.

Las calles franquistas

Hablábamos antes de la falta de valentía de los líderes del Partido Popular y de que el congreso político de este fin de semana no era otra cosa que un movimiento electoralista de corte cosmético que no ha abordado siquiera asuntos de calado como las primarias, la democracia interna, la postura del PP frente al nacionalismo excluyente, la política lingüística o la independencia del poder judicial y la posible reforma constitucional que otros grupos piden a voces y que puede ser la puntilla para una gran nación como es la española.
La falta de valentía y el exceso de complejos de la derecha española, representada por la izquierda en su conjunto, desde un amplio sector del PSOE hasta el resto de partidos populistas, lleva en demasiadas ocasiones a no dar la batalla de las ideas o a ponerse de perfil ante iniciativas como el cambio de nombres en el callejero de Madrid que pretende Carmena. Una revisión basada en un informe de un tipo de Izquierda Unida que ha decidido que 150 nombres de calles de la capital de España no deberían existir porque no pasan la prueba del algodón.

El nuevo PP


Ayer se celebraba en Madrid  el 17º Congreso Popular de mi partido. Yo hice barbacoa en casa.
El mismo interés despierta entre los lectores de este blog una cosa como la otra.
Se pudo ver cómo el PP de Mariano Rajoy quiere vender entre sus votantes, sus simpatizantes y los que lo fueron alguna vez, una imagen de cambio y renovación que mucho me temo se quedará en una arriolada más o una moragada absurda que desembocará sin remedio en un batacazo espectacular de mi partido en las elecciones generales de otoño.
Ahora, en vez de atriles sobre el escenario hay focos del Club de la Comedia y en lugar de gaviotas en el logo del partido círculos podemitas. El complejo de la derecha llevado al extremo (o al centro).
Me temo que los únicos cambios que nos podemos esperar de la cúpula de Génova 13 es el cambio de la primera P de las siglas por la segunda. En fin.
Como dice Santiago Abascal, uno de los políticos que jamás deberían haber salido de la formación popular, el PP está políticamente acabado y yo añado: por extensión, España también.

jueves, 9 de julio de 2015

El mercado persa

Continuando con el asunto de los sueldos de los concejales de la actual legislatura, que a mí me toca de refilón porque no voy a ser uno de los concejales liberados, parece que no termina de desbloquearse por las noticias que manejan los medios de comunicación y por los movimientos a la desesperada de algunos grupos políticos.

Cabe añadir alguna que otra parrafada que considero importante:

Lo que se desprende de la postura de algunos partidos minoritarios es que se quieren subir al carro del discurso populista de Podemos cargando las tintas contra los sueldos de los políticos sin fijarse en el pasado, en el verdadero origen de la situación que ahora vivimos.

No deberían partir del coste que suponía para las arcas municipales ribereñas el último gobierno del Partido Popular, el cual gobernó una ciudad de casi 60.000 habitantes con cuatro cargos de confianza, tres tenientes de alcalde y unos sueldos ya rebajados un 15% sobre la etapa dorada del PSOE de Dionisio.

Corría en aquel tiempo el dinero con alegría y nadie decía nada, ni siquiera los que ahora hablan de despilfarro y ponen sobre la mesa ofertas ridículas a mi entender. Quizás desde dentro del propio aparato socialista las cosas se veían de otro color.

Recuerden que Jesús Dionisio llegó a ganar más de 60.000 euros, que llegó a tener a sus 11 concejales liberados, 6 tenientes de alcalde y una decena de cargos de confianza que hacían las veces de coordinadores de área.

Cobrar o no cobrar

A vueltas estos días con los dichosos sueldos y liberaciones de los concejales de la legislatura 2015/2019 se está especulando mucho sobre el salario que deberían recibir los portavoces, tenientes de alcaldes, concejales liberados, etc. etc.

Algunos proponen incluso que los administrativos de los grupos políticos sean funcionarios o personal laboral municipales. Esto además de una entelequia, desvela un gran desconocimiento del funcionamiento municipal.

Yo quisiera arrojar un poco de luz, al menos dar mi humilde opinión, sobre este mercado persa en el que se ha convertido el ejercicio de la política en España desde que los populismos irrumpieron con fuerza en el panorama político nacional.